¿Necesitáis cambiar de proveedor de servicios lingüísticos?

¿Vuestro proveedor de servicios lingüísticos cubre todas vuestras necesidades?

El proceso de encontrar un buen servicio de traducción no siempre es fácil y es posible descubrir que el proveedor escogido no os ofrece todos los resultados que esperabais. ¿Os resulta familiar alguna de estas señales de alarma? Si es así, es posible que necesitéis replantearos quién es vuestro proveedor de traducción o de servicios lingüísticos.

1. No entiende vuestros objetivos.

Una de las primeras advertencias de que vuestro proveedor de servicios lingüísticos (PSL) está fallando es que no se toma el tiempo de entender vuestros objetivos, tanto a nivel general como empresa, como los de cada proyecto de traducción o localización. Sin un buen conocimiento del sector y los motivos que impulsan cada proyecto, las traducciones no son tan eficaces ni precisas.

2. No es comunicativo.

¿Os hace esperar días antes de enviaros los detalles de vuestro proyecto de traducción o localización? El principio básico de una buena relación con cualquier proveedor de servicios lingüísticos es una comunicación fluida y productiva durante todo el proceso. Si el personal destinado a vuestro proyecto no se pone en contacto con vosotros con la frecuencia esperada, es bastante probable que vuestro proyecto no sea su principal prioridad.

3. Sus fechas de entrega son inamovibles. 

Es muy importante tener la flexibilidad de adaptarse a cada proyecto. Si consideráis, desde el punto de vista de vuestra empresa que algo afecta a la fecha de entrega o al objetivo del proyecto, vuestro proveedor de servicios lingüísticos debe saber adaptarse a vuestras necesidades. Si vuestro proveedor de traducciones tiende a ser inflexible en cuanto a vuestros proyectos, tal vez debáis replantearos la colaboración.

4. No dispone de un estricto proceso de selección para sus traductores.

Hoy en día, puede ser muy fácil hacerse pasar por un especialista del lenguaje profesional en línea. Si vuestro PSL dispone de un proceso de selección anticuado y poco riguroso, puede que vuestro proyecto acabe en manos de alguien este no sepa bien lo que está haciendo. En la mayoría de los casos, estos traductores fraudulentos utilizan herramientas como Google Translate para fingir su trabajo. Si observáis que las traducciones proporcionadas tienen poca calidad, esta puede ser la causa. 

5. Las traducciones tienen errores.

Cualquier buen proveedor de servicios lingüísticos cuenta con un meticuloso proceso con varios niveles de revisión, edición y garantía de calidad. Si observáis que las traducciones recibidas contienen una gran cantidad de errores ortotipográficos, frases culturalmente mal empleadas u otros errores, no hay más vuelta de hoja: no están haciendo bien su trabajo.


Si vuestro proveedor de servicios lingüísticos cumple alguno de estos puntos, está claro que necesitáis una nueva perspectiva. Language Department cuenta con más de 20 años de experiencia en servicios lingüísticos profesionales, que van desde proyectos de localización y traducción a interpretación presencial para cualquier sector.

Gracias a nuestros procesos rigurosos y exhaustivos, a nuestro meticuloso proceso de selección y a unas estrictas normas, podemos garantizar que cada proyecto lingüístico cumplirá exactamente todos vuestros requisitos. ¡Contactadnos hoy mismo para recibir un presupuesto gratuito para la traducción de vuestro próximo proyecto!